Conoce las características del nuevo Mercedes AMG GT C

RAHNMercedesDeja un comentario

El nuevo Mercedes AMG GT C viene a ampliar nuestra cartera de automóviles deportivos, que consta ahora de seis modelos para carretera. En menos de tres años, partiendo de un vehículo desarrollado con plena autonomía ha nacido una familia completa de modelos. Todos ellos ofrecen una experiencia de conducción de alto dinamismo, si bien con carices específicos en cada caso. El año del aniversario comienza con el lanzamiento de la exclusiva Edition 50 del nuevo AMG GT C Coupé.

 

Un distintivo común a todos los modelos: el nuevo diseño del frontal.

Los nuevos modelos pueden reconocerse por la llamativa parrilla AMG Panamericana, que adorna ahora todas las ejecuciones del AMG GT. Este elemento acentúa la afinidad del vehículo con el automovilismo deportivo. El faldón delantero acentúa ópticamente la anchura de los vehículos y la impresión de estabilidad. Las grandes tomas de aire en los extremos del frontal aseguran el caudal necesario para la refrigeración del grupo propulsor.

Mercedes AMG GT C

Nuevo escalonamiento de potencia: el motor AMG V8 biturbo de 4,0 litros.

Mercedes AMG ha reestructurado los niveles de potencia y par motor del motor V8 biturbo de 4,0 litros. En las variantes «C» del coupé y el roadster, con una cota de 410 kW (557 CV) y 680 Nm de par máximo.

Aumento adicional del dinamismo de conducción: el nuevo AMG GT C.

El nuevo Mercedes AMG GT C convence asimismo por los numerosos detalles técnicos asumidos del Mercedes AMG GT R y por un nuevo aumento del dinamismo. Desde el lanzamiento se ofrece el modelo especial “Edition 50” que puede reconocerse por su zaga ancha y musculosa, así como las llantas de grandes dimensiones. Otros atributos destacables son el mayor ancho de vía en el eje trasero y la dirección activa en el eje trasero.

Mercedes AMG GT C

Las nuevas paredes laterales traseras ensanchan el AMG GT C en un total de 57 milímetros en comparación con el AMG GT y el AMG GT S. Esto corresponde exactamente a la cota del AMG GT R. La poderosa forma crea espacio para ruedas de mayor tamaño y un mayor ancho de vía. Ambas medidas aumentan la tracción y permiten alcanzar mayores velocidades en curvas. La forma asimismo más ancha del faldón trasero del Mercedes AMG GT C mejora el caudal de aire en la parte trasera. La aleta trasera está integrada en la tapa del maletero —del mismo modo que en el AMG GT y el AMG GT S— y se extiende y se recoge de forma automática a una velocidad definida en función del programa de conducción seleccionado.

Inspirado en el automovilismo: el tren de rodaje deportivo AMG.

Con el fin de reducir las masas no suspendidas se recurre al aluminio forjado para la fabricación de los brazos triangulares y las manguetas.en ambos ejes. Además, para el guiado de las ruedas se utilizan brazos triangulares dobles. Con ello se consigue una elevada estabilidad de la caída y convergencia de las ruedas. Esto permite tomar las curvas a mayor velocidad y transmite al conductor un contacto óptimo y muy preciso con la calzada en el margen crítico de conducción, que comienza en una gama muy alta de aceleración transversal.

El tren de rodaje deportivo AMG RIDE CONTROL del AMG GT C se combina con la amortiguación adaptativa de regulación progresiva. Este sistema, controlado por vía electrónica, adapta automáticamente la fuerza elástica del amortiguador de cada rueda a la situación de conducción, a la velocidad y al estado de la calzada. Agilidad aumentada: dirección activa en el eje trasero procedente del AMG GT R

El nuevo Mercedes AMG GT C ofrece una respuesta aún más precisa gracias a la dirección activa en el eje trasero que celebró su debut en el Mercedes-AMG GT R y forma parte del equipamiento de serie del AMG GT C Roadster. El sistema permite una mejor combinación de agilidad y estabilidad, dos propiedades que normalmente se excluyen en un mismo vehículo.

Hasta una velocidad de 100 km/h, las ruedas traseras giran en sentido contrario al del giro de las ruedas delanteras. La ventaja es un aumento de la agilidad del AMG GT C al tomar curvas, a la vez que aumenta el placer de conducción y se precisan menos movimientos del volante. Otra ventaja para el conductor es la disminución del diámetro de giro en situaciones cotidianas de conducción; por ejemplo, al cambiar de sentido o al aparcar.

Si el AMG GT C se desplaza a más de 100 km/h, el sistema hace girar las ruedas traseras en paralelo a las ruedas delanteras. Esto mejora sensiblemente la estabilidad de marcha. Al mismo tiempo, al cambiar de dirección aumenta más rápidamente la fuerza de guiado lateral en las ruedas traseras, lo que acelera la reacción al accionamiento del volante. Además, el conductor percibe un agarre impresionante en las ruedas traseras del vehículo y una enorme estabilidad en cambios rápidos de dirección.

De serie a bordo: el diferencial autoblocante del eje trasero.

El Mercedes AMG GT C, al igual que el AMG GT S y el AMG GT R, está equipado de serie con un diferencial autoblocante de regulación electrónica en el eje trasero, integrado en la compacta carcasa del cambio. Su regulación rápida y precisa desplaza el margen límite de conducción hacia cotas mayores de aceleración. De ese modo, no sólo mejora una vez más la tracción en las ruedas motrices, sino que también aumenta la velocidad en curvas en el margen crítico de conducción.

Exclusivo equipamiento de serie: Mercedes AMG GT C “Edition 50”

El modelo especial “Edition 50” está disponible en dos pinturas especiales exclusivas: designo gris grafito magno o designo blanco Cachemira magno.

Mercedes AMG GT C

Aplicaciones en cromo negro añaden atractivos contrastes en el exterior. Se incluyen molduras superpuestas en los faldones laterales, el splitter frontal, los listones decorativos en las tomas de aire de la parrilla AMG Panamericana, perfiles en las salidas de aire laterales de los guardabarros delanteros, la moldura en el difusor trasero y los embellecedores de la salida de escape. Las llantas forjadas del nuevo Mercedes AMG GT C en diseño de radios cruzados presentan una superficie cromada en negro, en armonía con los elementos del exterior.

En el interior destaca el contraste del negro con el color plata. El tapizado interior en cuero exclusivo napa STYLE plata pearl/negro con costuras de contraste grises en pespunteado en rombos armoniza con este estilo, al igual que el volante AMG Performance en microfibra DINAMICA negro con costura de contraste gris, distintivo «Edition» en el aplique y marca en la posición 12 h en plata pearl.

Mercedes AMG GT C

Para acentuar la deportividad se integra de serie en el equipamiento de la ”Edition 50” el Paquete AMG Night Interior, incluye entre otros componentes radios el volante, levas de cambio y listones de umbral en color negro.

La alternancia de tonos claros y oscuros se repite en los cinturones de seguridad de color plata y los elementos de adorno cromados en negro. El asiento AMG Performance ostenta un grabado «GT Edition 50» en el reposacabezas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *