¿Cuándo es mejor contratar un seguro de vida?

RAHNRahn Correduría de SegurosDeja un comentario

seguro de vida

Si decidimos contratar un seguro de vida, o cualquier otro seguro, lo mejor es comparar primero varias opciones. Estudiar qué seguro nos interesa, las comisiones y las coberturas debe ser el primer paso siempre. Recuerda que un seguro es una inversión.

¿A qué edad contrato un seguro de vida?

Según la Unespa, lo habitual es contratar un seguro de vida a partir de los 30 años. Esta es la edad en la que, por lo general, las personas empezamos a tener más cargas económicas y familiares. Así pues, entre los 30 y los 50 años es cuando más seguros de vida se contratan.

Incapacidad y fallecimiento

En caso de fallecimiento, lo ideal es un seguro que lo cubra ante cualquier causa. Y, entre incapacidad permanente total e incapacidad absoluta, lo mejor es la primera opción ya que nos protege si no podemos ejercer nuestro trabajo aunque podamos realizar otro distinto.

Sea por fallecimiento o incapacidad, un seguro de vida debe cubrir entre tres y cinco veces los ingresos anuales de la familia.

Los beneficiarios de una póliza de vida en caso de invalidez suelen ser los propios contratantes, pero en el caso de fallecimiento, este puede designar a cualquier persona como beneficiaria. Lo más habitual es que se trate de un cónyuge, hijos u otros familiares. El contratante podrá modificar a los beneficiarios en cualquier momento y tantas veces como quiera pero estos deberán estar informados de la existencia de la póliza.

En caso de enfermedad

La entidad aseguradora puede pedir al contratante un reconocimiento médico cuando vaya a contratar un seguro de vida. Esto se hace normalmente cuando el importe que se quiere asegurar es alto, de esta forma miden el riesgo de la póliza. Cuando el capital no es muy alto, la aseguradora puede solicitar al contratante que cumplimente un cuestionario sobre su salud.

Una vez se estudia en caso de la enfermedad y su tipología, podrá llevarse a cabo la tramitación de la póliza de vida, bien con normalidad o aplicándo una sobreprima, una exclusión o una limitación de garantías.

¿Seguro con hipoteca?

Cuando solicitamos una hipoteca al banco, este suele proponernos un seguro de vida. Por supuesto, no es obligatorio aceptarlo para continuar con los trámites de dicha hipoteca, pero debemos tener en cuenta que de esto también dependerá el interés que el banco aplicará a la deuda. En el caso de aceptar una póliza de vida vinculada a una hipoteca lo mejor es que cubra el 100% del préstamo cuando uno de los miembros de la pareja fallezca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *