El Clase X de Mercedes-Benz en la Titan más grande de la historia.

RAHNMercedesDeja un comentario

La Titan Desert by Garmin ha presentado el recorrido oficial de la decimotercera edición de la carrera en un acto celebrado en las oficinas de Mercedes-Benz España. Con un total de 619km, más de 7.500 metros de desnivel positivo y habiendo llegado al máximo de 600 participantes admitidos -con récord de participación femenina-, el recorrido de la edición 2018 se caracteriza por ser el más completo y exigente de la historia.

La Titan Desert by Garmin vivirá en 2018 su edición con más navegación en el desierto, con más pasos de dunas y con una primera etapa con el mayor desnivel positivo de su historia. Del 29 de abril al 4 de mayo, Marruecos espera a 600 participantes para disputar una aventura única que cumple trece años con una salud de hierro y máxima expectación. Por primera vez en la historia de la carrera la organización ha tenido que cerrar las inscripciones antes de la fecha límite al haber llegado al número máximo de participantes admitido.

El recorrido ha sido presentado hoy en Madrid de la mano de Mercedes-Benz, vehículo oficial con el Mercedes-Benz Clase X. El Director General de Mercedes Benz Vans, Andrés Orejón, el director de RPM-MKTG, Félix Dot, y el director técnico de la carrera, Manuel Tajada, han explicado a continuación los detalles del recorrido.

La primera etapa acumulará hasta 2.651 metros de desnivel, récord en sus trece años de vida de cualquier etapa celebrada.

Comunicado de prensa

28 de febrero de 2018

Las inscripciones ya están cerradas habida cuenta que 600 participantes ya se han inscrito a esta aventura -un 25% más que el año pasado. Entre ellos, se encuentran ciclistas de primer nivel como Josep Betalú (vencedor 2016 y 2017) Diego Alejandro Tamayo (ganador 2015) o la doble vencedora Ana Ramírez (2016 y 2017) y Natalia Fisher, campeona de España de Maratón de MTB. También los mediáticos Antonio Lobato, Melcior Mauri, Luis Pasamontes o Iñaki de Miguel desafiarán el desierto en condiciones meteorológicas de calor extremas. Un total de 25 países estarán representados en la presente edición y el 15% de los participantes serán mujeres.

La primera jornada ya será una dura piedra de toque para los ciclistas. Una etapa en bucle, de más de 100 kilómetros con récord de desnivel positivo acumulado, que discurre por desfiladeros, cauces de ríos, grandes montañas y planicies, para regresar al punto de salida. Una etapa muy dura pero espectacular en su trazado.

La segunda jornada forma parte del primer sector de la etapa maratón. Atraviesa la cadena del Jbel Sahro y desciende hasta el valle cercano a la población de Alnif por pistas pedregosas y cauces de ríos secos. Un recorrido que llevará a los participantes hasta el campamento donde deberán pasar la noche y afrontar la siguiente etapa, con lo que hayan podido llevar encima ese día y sin asistencia mecánica ni de fisioterapia.

La tercera especial, no tan dura como la anterior, pero con una carga importante de desnivel positivo, será la aproximación al desierto. Grandes planicies, pistas arenosas, las primeras dunas en el horizonte y un pequeño ‘souvenir’ para todos los corredores justo en la parte intermedia de la jornada.

En la cuarta jornada los titanes más experimentados recorrerán pistas que les serán conocidas de otras ediciones. Transcurrirá por caminos que combinarán la velocidad, las piedras y la arena. El final de la etapa dejará a los participantes al pie de Erg Chebbi, donde se dará paso a la etapa Garmin. Habrá que estar atentos porque puede hacer estragos en el pelotón.

Un gran cruce de dunas, un largo rumbo y colinas y zonas escondidas serán los protagonistas de la quinta etapa.

Los 20 primeros clasificados en hombres y las tres primeras mujeres tomarán la salida de uno en uno, al estilo contrarreloj, separados entre ellos por 30 segundos, con lo que la navegación tomará más protagonismo si cabe.

La sexta y última etapa tendrá menos distancia que en las jornadas anteriores, pero no por ello va a perder en intensidad. Un par de fuertes subidas, técnicas y con desnivel, el paso de un pequeño cordón de dunas e incluso una parte de navegación antes de la llegada a la meta de la prueba de MTB más dura del mundo.

El nuevo pick up de Mercedes-Benz ofrece un atractivo diseño con unas prestaciones y confort sin precedentes, que hacen del Clase X el vehículo ideal para moverse por terrenos técnicos y pedregosos como el desierto marroquí.

Dos Clase X se incorporarán a la flota logística que la organización del evento desplazará al país norteafricano durante la Titan Desert by Garmin. Estos vehículos serán responsables de abrir cada una de las seis etapas de la prueba con la Dirección de Carrera al volante.

Asimismo, los campamentos base, con una extensión de 20.000 metros cuadrados, acogerán la exposición en uno de los Clase X de la bicicleta ganadora de cada jornada. Mercedes-Benz Vans desplazará también tres furgonetas para reforzar las tareas de apoyo logístico.

El nuevo Clase X conjuga las propiedades típicas de un pickup –robusto, funcional, resistente y apto para el todo terreno – con los atributos clásicos de un auténtico Mercedes-Benz, como diseño, confort, dinamismo y la última tecnología en seguridad y conectividad.

Disponible con motores diésel de 163 y 190 CV y tracción total conectable es capaz de transportar más de 1.000kg de carga y remolcar hasta 3.500kg o llevarnos al lugar más remoto a practicar nuestro deporte favorito con todo el equipo necesario.

Andrés Orejón, Presidente de Mercedes-Benz Vans España, apunta: “el Clase X se identifica a la perfección con el MTB y la Titan Desert un deporte al que le vinculan numerosas sinergias y con el que comparte los mismo principios de fortaleza, técnica, prestaciones, ocio y estilo de vida”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *