Iberdrola y Mercedes-Benz alcanzan un acuerdo estratégico para impulsar la movilidad sostenible en España.

RAHNMercedesDeja un comentario

Iberdrola y Mercedes-Benz refuerzan su apuesta por la electrificación del transporte, tras la firma de un acuerdo estratégico que permitirá a ambas compañías seguir impulsando el despliegue de la movilidad eléctrica en España, romper barreras de entrada y promover la circulación ‘cero emisiones’, facilitando la transición al vehículo eléctrico.

La alianza se sustenta en proyectos claves a lo largo de los próximos tres años, tanto en el segmento de las recargas domésticas y de empresas, como en el despliegue de la red de recarga pública en el país.

De esta forma, Mercedes-Benz incluirá las soluciones de movilidad de Iberdrola -recarga en hogar y pública- en el proceso de comercialización de sus vehículos eléctricos en España. En el hogar, Iberdrola suministrará e instalará puntos de recarga a todos los clientes de la nueva gama EQ y furgonetas eléctricas de Mercedes-Benz en un paquete con tarifa plana, con independencia de las características de la vivienda.

Asimismo, Iberdrola facilitará el acceso a la red de recarga pública realizada por la compañía en condiciones muy especiales, las que establece su Paquete de Energía, además de contar con recargas gratis durante seis meses.

“El acuerdo alcanzado constata la importancia de colaborar conjuntamente con todos los agentes implicados en la movilidad sostenible. En Mercedes-Benz hemos encontrado un aliado excelente con el que avanzar en la puesta en marcha de soluciones para la recarga y responder, así, a los retos de la movilidad eléctrica, basada en energía limpia y sin emisiones de CO2”, explica Ángeles Santamaría, CEO de Iberdrola España. Asimismo, apunta que “la electrificación del transporte, sumado al incremento imparable de la energía eléctrica procedente de fuentes renovables, contribuirán de forma decisiva a la reducción de la contaminación y al incremento de la eficiencia energética”.

Roland Schell, presidente de Mercedes-Benz España, declara que “Daimler reafirma su apuesta por la movilidad eléctrica a través de la creación de la marca EQ y con el lanzamiento de su modelo EQC inicia su camino al futuro. Nuestro objetivo es favorecer la transición del motor de combustión al vehículo eléctrico facilitando la instalación del punto de carga en el proceso de venta. La firma de este acuerdo permitirá a Iberdrola y a Mercedes-Benz España combinar intereses comunes para construir las bases sólidas de una cooperación de éxito y estratégicamente fuerte de cara a un futuro sostenible”.

Energía verde y soluciones digitales

El acuerdo de colaboración permite a ambas compañías aunar esfuerzos con una oferta que simplifica y facilita la decisión al cliente para sumarse a la movilidad eléctrica, permitiéndole disfrutar de todas las ventajas de un vehículo eléctrico desde el instante de la compra.

Los clientes de la nueva gama EQ y furgonetas de Mercedes-Benz, además, recargarán la batería de sus vehículos eléctricos, tanto en instalaciones domésticas y de empresas, como en la red de puntos en vía pública desplegada por Iberdrola, con energía 100% verde, procedente de fuentes de generación limpia, con certificados de garantía de origen renovable (GdOs).

Asimismo, podrán realizar la recarga de forma sencilla con su móvil a través de las aplicaciones de recarga para el hogar y la recarga pública de Iberdrola, desde la que -en este último caso- los conductores de vehículos eléctricos pueden geolocalizar, reservar y abonar sus recargas.

Iberdrola, liderando la movilidad sostenible

El acuerdo estratégico forma parte de los planes de Iberdrola de impulsar y liderar la transición de la movilidad sostenible y la electrificación del transporte como vía para descarbonizar la economía.

La compañía desarrolla un Plan de Movilidad Sostenible, que contempla el despliegue de 25.000 puntos de recarga de vehículo eléctrico en España hasta 2021, dirigido a hogares, empresas, así como en zonas urbanas e interurbanas de acceso público. El plan incluye la instalación de estaciones de recarga rápida, súper rápida y ultra rápida -al menos cada 100 km- en las principales autovías y corredores del país durante 2019, llegando a todas capitales de provincia y permitiendo recorrer España de punta a punta.

Iberdrola trabaja en diferentes iniciativas para ‘movilizar’ a todos los actores implicados en el desarrollo de la movilidad sostenible, desde administraciones a instituciones, empresas y fabricantes de vehículos eléctricos.

Recientemente, la compañía se ha convertido en la primera empresa española en suscribir la iniciativa EV100de The Climate Group, con el objetivo de acelerar la transición hacia los vehículos eléctricos, comprometiéndose aelectrificar toda su flota de vehículos y facilitar la recarga al personal en sus negocios en España y Reino Unido a 2030.

Sobre Mercedes

Mercedes-Benz está impulsando la transformación hacia la movilidad libre de emisiones. La sostenibilidad es uno de los elementos clave de la estrategia corporativa de la marca y, al mismo tiempo, un punto de referencia para el éxito corporativo.

Para 2030, el objetivo de Mercedes es que sus modelos eléctricos representen más de la mitad de las ventas de su gama, incluyendo vehículos completamente eléctricos e híbridos enchufables. Al mismo tiempo, se quiere reducir significativamente las emisiones de CO2 por vehículo. El equipo de I+D está trabajando junto con socios consolidados y startups por igual para aumentar el rendimiento de los vehículos eléctricos y reducir los costes. Su estrategia también incluye el desarrollo continuo de nuestros servicios de movilidad, para difundir el uso de modelos eléctricos. Además de los turismos, Mercedes está electrificando sus furgonetas, camiones y autobuses. Y el desarrollo modular permite la rápida transferencia de tecnología entre sus divisiones. El enfoque actual es la movilidad libre de emisiones. A día de hoy nadie sabe con certeza qué combinación de sistema de propulsión cumplirá mejor con las necesidades de los conductores clientes dentro de 20 años. Por eso Mercedes y sus socios preferentes alientan a las Administraciones a allanar el camino para la neutralidad tecnológica: fijar el objetivo, pero no los medios para lograrlo.

Mercedes no solo se limita a buscar soluciones de movilidad libre de emisiones. Su fábrica “Factory 56” es el prototipo de centros industriales limpios: utiliza energías renovables y será neutral en emisiones de CO2 desde sus inicios. A continuación, todas sus plantas europeas seguirán el mismo camino antes de 2022. La nueva planta de producción en Jawor, Polonia, muestra cómo la sostenibilidad y la eficiencia de los costes van de la mano: la energía eólica no solo hace que la producción sea más ecológica, sino también más económica. La electricidad de fuentes renovables también será utilizada para la producción del EQC en la fábrica de Bremen así como la producción de baterías en Kamenz, Sajonia. Una visión holística sobre recortar las emisiones de carbono también incluye el reciclaje de materias primas. Los vehículos Mercedes tienen un potencial de reciclaje del 85 por ciento. De esta forma Mercedes está cambiando de una cadena de valor a un ciclo de valor.

Y alcanzar estos procesos ambiciosos de producción y venta respetuosos solo se podrán lograr si sus proveedores y socios cumplen con este objetivo de neutralidad de emisiones de carbono. Y para ello otros. Mercedes establecerá como un criterio clave para tomar decisiones sobre proveedores sus políticas medioambientales.

Otro factor clave para una movilidad neutra en emisiones de carbono es inspirar a los clientes de la marca a cargar sus vehículos eléctricos con energía verde. Con Mercedes me Charge, por ejemplo, Mercedes ayuda a que los conductores carguen sus automóviles en varias estaciones de carga pública en Europa, siempre que sea posible, con energía procedentes de fuentes renovables. Y de ahí la importancia de este acuerdo con Iberdrola ya que quien contrate la oferta comercial vinculada a este acuerdo tendrá el certificado de que la energía que consuman para la recarga tendrá origen renovable.

La transformación hacia una movilidad sostenible en el futuro solo tendrá éxito si la industria del automóvil, los proveedores de energía y los responsables políticos trabajan juntos. Requiere inversiones importantes y acciones tangibles más allá del sector del automóvil. La energía neutra en emisiones de carbono y una infraestructura integral son indispensables para esta transformación. Para Mercedes-Benz, el Tratado de París es más que una obligación, es una convicción, estableciendo un camino claro para ayudar a prevenir una mayor aceleración del cambio climático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *