El nuevo Mercedes-AMG GT R Roadster.

RAHNMercedesDeja un comentario

Una combinación sencillamente irresistible, limitada a 750 ejemplares en todo el mundo. Mercedes-AMG combina su modelo tope de gama, un dechado de tecnología procedente del automovilismo deportivo, con la sensación de libertad de la conducción a cielo abierto, y corona así su gama de modelos deportivos descapotables. El nuevo AMG GT R Roadster (consumo de combustible en el ciclo mixto: 12,4 l/100 km; emisiones de CO2 en el ciclo mixto: 284 g/km1) se mueve con soltura en los sinuosos circuitos de competición, en las elegantes avenidas de la ciudad y en pintorescas carreteras litorales. Su potente motor y su diseño expresivo atraen a un nuevo grupo objetivo, caracterizado por su estilo de vida moderno y activo, y por su ansia de disfrutar la vida con todos los sentidos. El motor V8 biturbo de 430 kW (585 CV), la suspensión con resortes ajustables, la dirección activa del eje trasero, los componentes aerodinámicos activos y la inteligente construcción ligera constituyen la base de un comportamiento de marcha extremadamente dinámico. Al igual que los demás modelos roadster, el AMG GT R descapotable cuenta con una capota de lona de tres capas con accionamiento automático y una estructura ligera de aluminio, magnesio y acero.

Con esta incorporación, la familia del AMG GT consta ya de 16 miembros, cinco coupés de dos puertas, cuatro roadsters, dos bólidos para las competiciones de aficionados y cinco coupés de cuatro puertas. «El nuevo AMG GT R Roadster es mucho más que la combinación del fascinante dinamismo de conducción del GT R con el particular carisma de nuestros roadsters GT. Reúne la esencia de dos mundos y cumple así de un modo muy especial la promesa de la marca, la Driving Performance. No cabe duda que nuestro GT R Roadster es, una vez más, un vehículo deportivo que contribuye a delinear la imagen de la marca. Más aún. Su forma, su funcionalidad y su dinamismo encarnan la substancia de Mercedes-AMG y enriquecen nuestra familia de modelos GT con una variante de alta exclusividad y producción limitada a 750 ejemplares», resume Tobias Moers, Presidente del Comité de Gestión de Mercedes-AMG GmbH.

El motor AMG V8 biturbo de 4,0 litros desarrolla en el AMG GT R Roadster 430 kW (585 CV) de potencia y un par máximo de 700 Nm. El par motor máximo está disponible en un amplio margen de revoluciones (entre 2.100 y 5.500 rpm). El ocho cilindros despliega su potencia con brío en cualquier margen de número de revoluciones, en combinación con alta eficiencia. La aceleración de 0 a 100 km/h se completa en 3,6 segundos. Su potente propulsor catapulta al roadster hasta una velocidad máxima de 317 km/h.

Un diseño exterior impetuoso, incluso a vehículo parado

El frontal bajo y la calandra del radiador inclinada hacia delante específica de AMG generan un llamativo «morro de tiburón» y ciñen ópticamente el vehículo al asfalto. Al mismo tiempo, esta conformación rebaja el punto de presión dinámica en el vehículo, un factor que mejora la circulación del aire de refrigeración y los parámetros aerodinámicos.

Los faros delanteros LED High Performance incorporados de serie refuerzan los lazos familiares AMG GT con su particular diseño lumínico. Un elemento trifuncional de fibra óptica en forma de arco asume las funciones de la luz de circulación diurna, la luz de posición y los intermitentes. El sistema de reflectores multicámara con tres reflectores individuales para la luz de cruce y otros tres para la luz de carretera asegura una iluminación impecable de la calzada y confiere al AMG GT R Roadster una imagen deportiva y dinámica, que gana en profundidad óptica gracias al fondo de color negro.

El frontal aflechado con acusada forma en V refuerza asimismo el dinamismo y revela el ímpetu irreprimible del AMG GT R Roadster, antes incluso de iniciar la marcha. El faldón delantero en diseño Jet-Wing y el splitter frontal acentúan la anchura del vehículo. Las grandes tomas de aire en los extremos laterales del faldón delantero aseguran el mayor caudal necesario para la refrigeración del grupo propulsor del roadster. Por ese motivo no se incorpora una rejilla, sino dos perfiles transversales de forma aerodinámica que conducen la corriente de aire sin pérdidas hacia los radiadores.

En el exterior del faldón delantero se han incorporado cortinas de aire («air curtains») adicionales que estabilizan la corriente de aire. Estos componentes mejoran al mismo tiempo el coeficiente cx del biplaza descapotable. Las «air curtains» cuentan con estrechas aberturas verticales y canalizan de forma precisa el aire en dirección a los pasarruedas, optimizando de ese modo las propiedades aerodinámicas del entorno de las ruedas. Otro componente que asegura una circulación perfecta del aire de refrigeración a través de los radiadores dobles en los pasarruedas son las ranuras especiales practicadas en los revestimientos de los pasarruedas del roadster.

Con los pies en la tierra: perfil aerodinámico activo para un comportamiento de marcha más preciso y mejor adherencia a la calzada

En los bajos del vehículo, por delante del motor y prácticamente oculto, se ha integrado un perfil aerodinámico activo. Este elemento de fibra de carbono de solo dos kilos de peso se extiende automáticamente unos 40 milímetros hacia abajo en función de la velocidad y del programa de conducción seleccionado. Con ello se modifica de forma patente la corriente de aire y se genera el llamado efecto Venturi, que hace que el vehículo se ciña más aún a la calzada. Esta medida reduce en unos 40 kilogramos las fuerzas ascensionales en el eje delantero al circular a una velocidad de 250 km/h. El perfil aerodinámico recupera automáticamente su posición inicial una vez que la velocidad desciende por debajo de un valor umbral, variable en función del programa de conducción.

El conductor experimenta su efecto positivo en la dirección. Es posible dirigir el roadster con mayor precisión en curvas tomadas a alta velocidad, y también mejora la estabilidad direccional del vehículo. El roadster reacciona con mayor agilidad al girar con rapidez el volante en condiciones de elevada aceleración transversal y transmite al conductor una confirmación clara del agarre de las ruedas. Al mismo tiempo, el vehículo permanece siempre manejable. Este elemento mejora asimismo el coeficiente de resistencia aerodinámica. En cambio, no disminuye la carga aerodinámica que incide en el eje trasero y asegura el contacto de las ruedas con el piso.

En el momento en que el motor eléctrico extiende el perfil se abre también la abertura de salida de aire del radiador frontal y conduce directamente la corriente de aire en dirección al difusor trasero doble. De ese modo se asegura la eficacia plena de este componente. Con ello aumenta la estabilidad del eje trasero y disminuye el nivel de temperatura de los puntos calientes en la zona trasera. Al mismo tiempo, las medidas aerodinámicas optimizan la refrigeración de los frenos, pues se conduce más aire frío hacia los discos de las ruedas.

El sistema activo de regulación del aire AIRPANEL garantiza una buena ventilación

Un equipo especialmente destacado es el sistema activo de regulación del aire AIRPANEL, incorporado de serie. Este equipo consta de lamas verticales, ocultas en la sección inferior del faldón delantero, que se abren o se cierran en un segundo con ayuda de un motor eléctrico con control electrónico. Con ello se garantiza la refrigeración necesaria en cada momento, en función de las necesidades. Para poder garantizar una posición óptima en todo momento se requiere una regulación rápida y sumamente inteligente.

En condiciones normales, con una demanda reducida de refrigeración, las lamas están cerradas para reducir la resistencia aerodinámica y dirigir el aire de forma precisa hacia los bajos del vehículo. De ese modo mejora la eficiencia aerodinámica. Una vez que determinados componentes han alcanzado una temperatura predefinida, y la demanda de aire es especialmente alta, se abren las lamas y dejan pasar el caudal máximo de aire de refrigeración hacia los intercambiadores de calor.

Proporciones esbeltas y estilizadas en la vista de perfil

Los guardabarros delanteros de fibra de carbono —un material especialmente ligero— ensanchan la sección delantera del AMG GT R Roadster en 46 milímetros en comparación con el AMG GT y el AMG GT Roadster y crean el espacio necesario para el mayor ancho de vía y para montar llantas y neumáticos de mayores dimensiones. El vigoroso diseño de los guardabarros acentúa el dinamismo longitudinal. Otro atributo que permite identificar al nuevo modelo en la vista lateral es el distintivo sobre el guardabarros, formado por un perfil horizontal y una salida de aire amplia que ayuda a disipar el calor residual del compartimento del motor. El perfil perforado reproduce con sus cinco elementos el logotipo romboidal de AMG.

La vista lateral se ve reforzada además por la llanta forjada AMG Performance en color negro mate incorporada de serie. Esta llanta de 10 radios especialmente ligera es un equipo exclusivo de los modelos AMG GT R y presenta un diseño muy sofisticado con garganta profunda, ranura fresada y dos aros de llanta de diferente anchura pulidos a alto brillo. En el eje delantero se montan llantas de formato 10,0J x 19 ET56; en el eje trasero, de tamaño 12,0J x 20 ET52. El bajo peso de las llantas aporta ventajas por partida triple, pues reduce tanto el peso total del vehículo como el de las masas en rotación y el de las masas no suspendidas.

Las llantas permiten ver las pinzas de freno, pintadas en color amarillo. Los embellecedores laterales reducen ópticamente la altura del vehículo y añaden un toque individual a la vista lateral con sus insertos en color negro de alto brillo. Este diseño se repite en las cubiertas de color negro de alto brillo de las carcasas de los retrovisores exteriores.


 

El diseño de la zaga acentúa la anchura y mejora la agilidad en curvas

En la vista trasera llaman inmediatamente la atención numerosos rasgos distintivos. Las paredes laterales de aluminio ensanchan la parte trasera del AMG GT R Roadster en un total de 57 milímetros en comparación con el AMG GT y el AMG GT S Roadster. Esto permite montar llantas y neumáticos más anchos (de 20″) y ampliar el ancho de vía. Ambas medidas mejoran la tracción y permiten alcanzar mayores velocidades en curvas.

El faldón trasero más ancho con mayores aberturas de ventilación en el exterior y acanaladuras verticales mejora la circulación de aire en la zaga, al igual que el difusor doble. En general se ha optimizado la disipación térmica durante la marcha mediante la aspiración de aire caliente a través del difusor doble.

Entre las luces traseras se ha integrado una estrecha salida de aire. Esta abertura de ventilación ayuda a evacuar el calor del silenciador trasero. Otro distintivo del AMG GT R Roadster es el embellecedor de la salida de escape con perfil central en el faldón trasero. Este componente está flanqueado por dos embellecedores adicionales de color negro, situados a la izquierda y a la derecha en el difusor.

El amplio alerón trasero con tercera luz de freno integrada se monta de forma fija sobre la tapa del maletero y aumenta la carga aerodinámica sobre las ruedas de este eje. Los soportes del alerón están pintados del color del vehículo, mientras que el cuerpo de la misma es de color negro de alto brillo. La inclinación del cuerpo del alerón trasero puede ajustarse mecánicamente con precisión en función del tipo de uso del vehículo o de las condiciones del circuito de competición (por ejemplo, en una posición más vertical para aumentar la carga aerodinámica en el eje trasero).

Una gorra calada hasta las cejas: la capota de lona

La capota de lona del roadster se compone de tres capas sobre una estructura de magnesio, acero y aluminio. El reducido peso de la capota contribuye asimismo a mantener bajo el centro de gravedad del vehículo. La esterilla insonorizante integrada incrementa el confort acústico.

Con el AMG GT R Roadster se introduce una nueva tonalidad exclusiva, disponible también para el AMG GT R. La elegante pintura mate designo gris grafito magno amplía la escala de colores a un total de 14.

Quien desee acentuar aún más su afinidad por el automovilismo, puede hacerlo con los paquetes de fibra de carbono AMG opcionales. En el paquete de fibra de carbono AMG I están ejecutados en fibra de carbono visible con un acabado de alta calidad el splitter frontal, las aletas en los guardabarros, los insertos en los faldones laterales y el difusor trasero. En combinación con el paquete de fibra de carbono AMG II se ejecutan en fibra de carbono el cuerpo del alerón trasero, las placas finales del alerón y la carcasa de los espejos retrovisores exteriores, completando así la imagen deportiva del vehículo.

Un traje a medida para los amantes de la moda: el puesto de conducción

El diseño interior da continuidad al lenguaje formal del exterior. La configuración horizontal del tablero de instrumentos en forma de ala acentúa la anchura del habitáculo. Gracias a la línea de cintura alta, la forma cóncava de los revestimientos interiores de las puertas, la dinámica línea ascendente de la consola central y la posición baja del asiento, el conductor se integra perfectamente en su puesto de pilotaje. Como quien viste un traje confeccionado a medida, el conductor se siente indisolublemente ligado al roadster. Una placa con la inscripción «1 of 750» en la consola central alude a la edición limitada de este modelo.

Asientos AMG Performance, opcionalmente con bufanda y cojines refrigerantes

Los asientos AMG Performance incorporados de serie con tapizado en cuero exclusivo napa STYLE negro/negro brindan una excelente sujeción lateral con sus apoyos laterales acentuados en la banqueta y en el respaldo. En calidad de equipo opcional se ofrece la calefacción integrada en el reposacabezas AIRSCARF, que permite disfrutar de la conducción a cielo abierto incluso en días fríos. El difusor de aire caliente está integrado armoniosamente en la zona del reposacabezas. La temperatura del aire caliente que sale por el difusor se puede ajustar en tres niveles.

Quien desee disfrutar de una temperatura agradable, incluso en días de verano muy calurosos, puede optar por la climatización de asiento opcional, disponible también para el asiento AMG Performance. La intensidad de la climatización puede regularse en tres niveles.

Opcionalmente están disponibles otros materiales y colores:

  • cuero exclusivo napa STYLE marrón ecuestre/negro

  • cuero exclusivo napa STYLE beige macchiato/negro

  • cuero exclusivo napa STYLE plata pearl/negro

El AMG GT R Roadster cuenta de serie con elementos de adorno AMG en fibra de carbono/lacado brillante negro, incluyendo el paquete exclusivo de elementos de adorno, que engloba el reborde de la consola central y los aros de los difusores de ventilación en lacado brillante negro. El inserto en la consola central, la moldura alrededor de los cuatro difusores de ventilación en el tablero de instrumentos y los listones decorativos en los apoyabrazos de las puertas están ejecutados en fibra de carbono con acabado brillante de alta calidad. Para los elementos de adorno es posible elegir opcionalmente fibra de carbono en color negro mate.

Tiempos modernos. Visualizadores con indicadores específicos de AMG

El AMG GT R Roadster está equipado con visualizadores del cuadro de instrumentos totalmente digitales, con un cuadro de instrumentos de 12,3 pulgadas frente al conductor y un visualizador de medios de 10,25 pulgadas en la consola central. Es posible personalizar el diseño de la pantalla del cuadro de instrumentos eligiendo uno de los tres estilos de visualizado específicos de AMG «Clásico», «Deportivo» y «Supersport». La vista «Supersport» añade a los datos habituales información adicional como, por ejemplo, una invitación a cambiar a una marcha superior en el modo manual de cambio (la denominada función «Shiftlight»). Las imágenes y animaciones de nuevo diseño en el visualizador de medios recrean con mayor realismo otras funciones del vehículo. Por ejemplo, representaciones animadas de los sistemas de asistencia a la conducción y sistemas del vehículo y de comunicación.

Basta con un clic: teclas visualizadoras en la consola central

Las innovadoras teclas visualizadoras a todo color dispuestas en forma de V en la consola central integran el control y el visualizado del mando del cambio, el tren de rodaje, el ESP, el sistema de escape, el perfil aerodinámico y la función de parada y arranque. Las teclas visualizadoras, ejecutadas en tecnología TFT, muestran su función por medio de símbolos de fácil comprensión y pueden manejarse de forma sencilla con una leve pulsación con el dedo. Se completan con dos interruptores basculantes para seleccionar los programas de conducción y para el ajuste del volumen de reproducción del sistema de audio.

El volante AMG Performance pone todo en tus manos

El AMG GT R Roadster equipa de serie el nuevo volante AMG Performance, que se caracteriza por su diseño deportivo, sección inferior plana, aro de contornos acusados y manejo intuitivo. El aro del volante está forrado íntegramente en microfibra DINAMICA. Las levas de cambio en el volante están galvanizadas y hacen posible una conducción aún más deportiva con cambios de marcha manuales. Con los botones Touch Control integrados es posible controlar de forma intuitiva —mediante movimientos de barrido horizontales y verticales del dedo— las informaciones que se muestran en el cuadro de instrumentos y en el visualizador de medios.

El equipamiento de serie incluye también teclas AMG en el volante. Se trata de un regulador giratorio redondo con visualizador integrado y dos teclas visualizadoras en color dispuestas en posición vertical con interruptores. Con el regulador del lado derecho pueden seleccionarse directamente los programas de conducción AMG y es posible controlar el sistema AMG Traction Control. El visualizador LCD en color integrado directamente en el regulador muestra el ajuste seleccionado.

Con las dos teclas visualizadoras de configuración libre y los interruptores adicionales en el lado izquierdo es posible manejar más funciones AMG directamente desde el volante. De este modo, el conductor puede concentrarse sin restricciones en la conducción dinámica y no tiene que apartar las manos del volante. La función deseada se muestra mediante un icono en el visualizador, y el conductor confirma la función con el pulsador correspondiente. De esa manera es posible definir individualmente las funciones AMG preferidas para estos dos mandos y modificar los ajustes mediante una simple pulsación con el dedo.

También se equipa de serie el paquete AMG Night Interior. Este paquete incluye numerosos elementos en negro de alto brillo, como las levas de cambio, los radios del volante, el inserto del asiento (en el asiento AMG Performance) y los listones de umbral, subrayando así la deportividad en combinación con los elementos de adorno de fibra de carbono AMG/lacado brillante negro de serie.

Sin miedo a la báscula: la construcción ligera inteligente aumenta la agilidad

Un factor esencial para las prestaciones de un vehículo deportivo es que su peso total sea lo más bajo posible. Para lograr este objetivo, Mercedes-AMG apuesta por una combinación inteligente de materiales en la definición de la estructura del AMG GT R Roadster. En la fabricación del chasis y la carrocería se utilizan diversas aleaciones de aluminio, y el capó es de magnesio. Este elemento extremadamente ligero en la sección delantera reduce la inercia de masas por delante del eje delantero y mejora así la agilidad del vehículo. La estructura portante de la tapa del maletero consta de SMC (Sheet Molding Compound), combinada con fibra de carbono. Estos dos plásticos de alta tecnología se caracterizan por su peso reducido, alta estabilidad y muy buena calidad superficial.

El spaceframe de peso optimizado se fabrica en fundición inyectada de aluminio y perfiles extruidos de este mismo material. La elevada rigidez de la carrocería bruta a la flexión y a la torsión permite absorber y transmitir las fuerzas extremas en sentido longitudinal y transversal procedentes de la propulsión y del tren de rodaje. Es decir, se ha reducido la elasticidad indeseada en los componentes estructurales, de modo que el vehículo reacciona de forma más precisa y directa. Como resultado, el conductor puede disfrutar de un vehículo deportivo con una respuesta altamente dinámica y de impresionante precisión. La carrocería en bruto se ha dotado además de un travesaño de aluminio integrado a modo de arco protector para los ocupantes en caso de vuelco.

Materiales ligeros y resistentes del mundo de la competición

Numerosas medidas contribuyen a reducir el peso en el marco de la estrategia AMG Lightweight Performance. La fibra de carbono —un material ligero y resistente— se emplea, por ejemplo, en la fabricación de los guardabarros delanteros y el Torque Tube entre el motor y el cambio.

El Torque Tube de fibra de carbono pesa solamente 13,9 kilogramos y es por tanto casi un 40% más ligero que el componente de peso optimizado de aluminio incorporado en el AMG GT. Este elemento estructural forma parte de la cadena cinemática Transaxle y establece una unión extremadamente rígida a la flexión y a la torsión entre el motor y el cambio. Gracias al Torque Tube se logra una integración especialmente directa de la cadena cinemática en la estructura del automóvil, lo que favorece el dinamismo de conducción y contribuye asimismo a lograr una distribución equilibrada del peso entre los dos ejes.

También ayudan a reducir el peso las llantas forjadas incorporadas de serie y los silenciadores finales de titanio, así como la supresión de algunos materiales insonorizantes.

Inflexible: cruceta del túnel de transmisión de fibra de carbono

La cruceta del túnel de transmisión aumenta claramente la rigidez de la carrocería frente a los elevados esfuerzos de torsión que experimenta el vehículo bajo condiciones de conducción dinámica. La cruceta mejora el apoyo mutuo entre los dos lados del vehículo en la zona del túnel que aloja el Torque Tube. De ese modo aumenta en un 7,5% la rigidez a la torsión. El conductor percibe desde los primeros metros una impresión de conducción extraordinariamente precisa, que se mantiene en el margen límite de conducción, incluso bajo esfuerzos extremos. La mayor estabilidad de la carrocería favorece una conducción serena del AMG GT R Roadster, con menos correcciones en el volante en condiciones difíciles de conducción como las curvas rápidas en combinación con ondulaciones en el suelo en circuitos de competición.

Dos refuerzos en diagonal en el compartimento del motor aumentan asimismo la rigidez de la estructura delantera. En el AMG GT R, estos componentes se fabrican también en fibra de carbono, lo que permite ahorrar casi un 50% de peso en comparación con el uso de componentes de acero.

Motor AMG V8 biturbo de 4,0 litros de respuesta inmediata

El motor AMG V8 biturbo de 4,0 litros desarrolla en el AMG GT R 430 kW (585 CV) de potencia y un par máximo de 700 Nm, disponible entre 2.100 y 5.500 rpm. En comparación con los demás modelos AMG GT se utilizan turbocompresores diferentes, con un compresor modificado y una cápsula de presión wastegate de menor tamaño. A esto se suma una gestión del motor con curvas características más dinámicas. La presión de sobrealimentación ha aumentado de 1,2 a 1,35 bares. A esto se añaden canales de escape optimizados y una relación de compresión modificada. Se ha armonizado de nuevo el proceso completo de combustión.

A fin de poder garantizar un nivel ideal de potencia, incluso a altas temperaturas en el exterior, Mercedes-AMG apuesta por una refrigeración indirecta del aire de sobrealimentación en un intercooler de aire y agua. El intercooler con conductos optimizados en el lado de aire y en el de agua recibe el agua de un circuito separado de baja temperatura de dos etapas. La primera fase de refrigeración tiene lugar en dos radiadores conectados en paralelo, situados en los pasarruedas a la izquierda y a la derecha. En combinación con el radiador de grandes dimensiones en el frontal del vehículo, que configura la segunda fase, se obtiene un sistema especialmente potente.

El intercooler refrigerado por agua situado a continuación asegura que el aire comprimido y calentado en los turbocompresores se refrigera con efectividad antes de entrar en las cámaras de combustión. De ese modo, su temperatura se mantiene con fiabilidad a un nivel constante y relativamente bajo, incluso al conducir a plena carga. Los conductos muy cortos para el aire de sobrealimentación son aval de una respuesta ideal.

La combinación de sobrealimentación biturbo e inyección directa guiada de gasolina mejora el rendimiento termodinámico y la potencia. Inyectores piezoeléctricos especialmente rápidos y precisos proyectan el combustible a alta presión en las ocho cámaras de combustión. La inyección múltiple regulada en función de la demanda es garantía de una mezcla homogénea de aire y gasolina. La alimentación de combustible regulada por vía electrónica trabaja de forma completamente variable con una presión de combustible de 100 a 200 bares.

El bloque motor de aluminio se fabrica por fundición en molde de arena y obedece a un concepto Closed Deck. Este diseño mecánico asegura máxima resistencia, unida a un peso especialmente bajo, y permite trabajar con una presión máxima muy elevada de hasta 140 bares. El revestimiento NANOSLIDE® de las camisas de los cilindros es mucho más duro y menos susceptible de desgaste que la fundición gris utilizada en las camisas convencionales. La menor fricción resultante en combinación con los pistones forjados de aluminio contribuye asimismo a aumentar la eficiencia.

Cuatro árboles de levas en cabeza controlan en total 32 válvulas. El ajuste de los árboles de levas en el lado de admisión y de escape permite una respuesta ideal del motor y optimiza los ciclos de admisión y de escape en cada punto de operación del motor.

El engrase por cárter seco asegura una alimentación fiable con aceite, incluso bajo fuerzas transversales elevadas, y permite una posición de montaje más baja del motor. Como consecuencia disminuye la altura del centro de gravedad del vehículo, como factor clave para una elevada aceleración transversal.

Sistema de escape deportivo AMG Performance con una sonoridad fascinante

Este sistema de escape desarrollado específicamente no se limita a generar una sonoridad auténtica de vehículo de competición. Gracias al uso de titanio en el silenciador trasero y de acero inoxidable de capa fina en la sección delantera del sistema de escape, contribuye a reducir en unos seis kilogramos el peso.

Los embellecedores de la salida de escape, dispuestos en posición central en el faldón trasero, acentúan con su forma hexagonal específica el carácter de bólido de competición. A la izquierda y a la derecha existen otras dos salidas de escape, integradas en el difusor. Sus embellecedores están recubiertos de fibra de carbono, como es habitual en el mundo del automovilismo, para proteger el difusor de la elevada temperatura de los gases de escape. El sistema de escape está dotado de serie de dos mariposas de escape con regulación progresiva que influyen directamente en la sonoridad del AMG GT R Roadster.

Las mariposas de escape se abren y se cierran en función del programa de conducción seleccionado con AMG DRIVE SELECT, pero el conductor puede modificar también directamente su posición mediante una tecla separada en la AMG DRIVE UNIT. En los ajustes «Comfort» y «Sport», la sonoridad de baja frecuencia típica de los motores V8 presenta un ajuste confortable. En el modo «Sport Plus» y en el modo «RACE», la composición acústica es mucho más sugestiva.

El ágil cambio de doble embrague con respuesta espontánea

Los ingenieros de AMG han optimizado asimismo el cambio de doble embrague con siete marchas, situado en disposición transaxle junto al eje trasero. La primera marcha del cambio de 7 marchas SPEEDSHIFT DCT AMG presenta una desmultiplicación más larga; en cambio, la séptima marcha y el tren de salida tienen una relación más corta, lo que permite acelerar con mayor agilidad y asegura reacciones espontáneas a movimientos rápidos del acelerador.

Se han ampliado considerablemente los límites del cambio en lo que a rendimiento y rapidez de respuesta se refiere. La función RACE START es más impresionante que nunca gracias al mayor número de revoluciones de arranque, a la regulación más precisa del resbalamiento de las ruedas y al uso de neumáticos de competición. Al mismo tiempo se ha adaptado el equipo de refrigeración del cambio a los mayores esfuerzos que soporta el vehículo en competición.

Los programas de conducción ofrecen placer de conducción por partida séxtuple

El conductor puede accionar el interruptor basculante AMG DYNAMIC SELECT en la consola central o las teclas AMG en el volante para personalizar el AMG GT R Roadster de acuerdo con sus preferencias. Es posible elegir entre los programas «Calzada resbaladiza», «Comfort», «Sport», «Sport plus», «RACE» e «Individual». El programa de conducción manual «RACE» adapta de forma ideal la estrategia del cambio de doble embrague a la conducción en régimen de competición, con acoplamientos ultrarrápidos y una sonoridad altamente sugestiva. Accionando el pulsador separado «M» en la consola central se activa el modo manual del cambio, con independencia del programa de conducción elegido en cada momento.

El AMG GT R Roadster dispone de AMG DYNAMICS, una función combinada con los programas de conducción de AMG DYNAMIC SELECT. Este sistema integrado de control de la estabilidad amplía las funciones del ESP® (programa electrónico de estabilidad) con una distribución perfectamente dosificada de la fuerza entre las ruedas del eje trasero y una nueva característica de la dirección. Con ello se incrementa una vez más la agilidad, conservándose al mismo tiempo la máxima estabilidad. AMG DYNAMICS optimiza en primera línea el dinamismo transversal, permitiendo una mayor aceleración transversal, mejorando la tracción y reduciendo las reacciones a los cambios de carga.

Un detalle especialmente notable es la capacidad de AMG DYNAMICS de calcular las reacciones del vehículo. El sistema utiliza para ello los sensores existentes, que miden, por ejemplo, la velocidad, el ángulo de orientación de las ruedas o la velocidad de guiñada. De conformidad con el principio de control piloto es posible predecir el comportamiento del vehículo a partir de las acciones del conductor y de los datos de los sensores. De ese modo, la regulación reacciona antes de que pueda hacerlo el conductor, sin intervenciones perceptibles del sistema. El conductor percibe una sensación de conducción especialmente auténtica, con elevado dinamismo en curvas y una tracción ideal, unida a alta estabilidad y un comportamiento de marcha previsible. Este sistema presta asistencia ideal, tanto a los conductores noveles como a los más veteranos.

Las diversas opciones de AMG DYNAMICS responden a las denominaciones «Basic», «Advanced», «Pro» y «Master». Al seleccionar un programa de conducción, el visualizador de medios muestra el nuevo símbolo de AMG DYNAMICS con el modo correspondiente en lugar del símbolo del ESP®.

  • «Basic» está vinculado a los programas de conducción «Calzada resbaladiza» y «Comfort». El AMG GT se caracteriza en este modo por un comportamiento de marcha muy estable, con gran atenuación de la guiñada.

  • «Advanced» se activa en el programa «Sport». El AMG GT muestra aquí un comportamiento equilibrado y neutro. Una menor atenuación de los movimientos de guiñada, menores correcciones del ángulo de la dirección y una mayor agilidad favorecen maniobras dinámicas como, por ejemplo, la conducción en carreteras sinuosas.

  • «Pro» (abreviatura de «Profesional») forma parte del programa «Sport+». En el modo «Pro», el conductor recibe mayor asistencia en maniobras dinámicas de conducción, de modo que aumentan la agilidad y la precisión al conducir en curvas.

  • «Master» está acoplado al programa de conducción «RACE». El modo «Master» se dirige a conductores que desean experimentar el dinamismo y el placer al volante en circuitos cerrados al público. «Master» ajusta un reglaje especialmente neutro del vehículo con pocas correcciones en la dirección y una respuesta al volante más ágil. De esta manera, el modo «Master» es aval de máxima agilidad y permite disfrutar con plenitud del potencial dinámico.

Apoyos dinámicos adaptables para el motor y el cambio

El AMG GT R Roadster incorpora también de serie apoyos dinámicos para el motor y el cambio. Los apoyos del motor y del cambio asumen una función especialmente importante en un vehículo con disposición Transaxle de la cadena cinemática, pues una suspensión elástica suave desacopla los ruidos y las vibraciones y aumenta el confort. En cambio, si se desea mejorar la maniobrabilidad y la agilidad, es preferible optar por soportes más rígidos. Mercedes-AMG soluciona este conflicto de objetivos con ayuda de apoyos dinámicos, que adaptan su rigidez de forma progresiva y en fracciones de segundo a las condiciones y al tipo de conducción.

Esta tarea se encomienda a una unidad electrónica de control. Este equipo analiza la situación de conducción por medio de los datos del bus CAN, está interconectado con el diferencial autoblocante electrónico del eje trasero y asegura así un balance dinámico equilibrado. AMG va incluso un paso más allá en la implementación de esta tecnología. Los apoyos del motor y del cambio se controlan de forma independiente. Ventaja: esta innovadora solución mejora una vez más claramente la precisión de conducción y el dinamismo transversal.

El tren de rodaje con cojinetes esféricos Uniball no pierde nunca el rumbo

También el tren de rodaje ha sufrido modificaciones. Con el fin de reducir el peso de las masas no suspendidas se recurre al aluminio forjado para la fabricación de los brazos transversales triangulares, las manguetas y los portarruedas en ambos ejes. La concepción como ejes de trapecio articulado asegura un guiado preciso de las ruedas, con mínimos movimientos elásticos. La elevada estabilidad de la caída y la convergencia de las ruedas permite circular con alta velocidad en curvas y asegura al conductor el mejor contacto con la calzada en el margen crítico de conducción, que comienza en una gama muy alta de aceleración transversal.

Los cojinetes esféricos Uniball en los brazos transversales inferiores del eje trasero proceden del automovilismo de competición. Estos componentes son mucho más resistentes al desgaste que los casquillos de los brazos transversales convencionales y, gracias a su diseño, no presentan holgura alguna. Es decir, la convergencia y la caída no varían ni siquiera bajo esfuerzos muy elevados. Esto aumenta la precisión de conducción del AMG GT R Roadster. En el eje trasero se utiliza demás un estabilizador transversal de tubo de mayor espesor. Este componente está adaptado a las mayores solicitaciones dinámicas que soporta el AMG GT R Roadster, y su estructura hueca reduce el peso del vehículo.

Un giro inesperado: tren de rodaje AMG con resortes ajustables y amortiguación adaptativa regulable

Al igual que en el AMG GT R, la variante descapotable incorpora la suspensión con resortes ajustables AMG de desarrollo específico, con reglaje ajustable con precisión en el taller. Esta técnica, asumida del automovilismo deportivo, se combina con la amortiguación adaptativa de regulación progresiva AMG RIDE CONTROL. Este sistema se regula por vía electrónica y adapta automáticamente la fuerza elástica del amortiguador de cada rueda a la situación de conducción, a la velocidad y al estado de la calzada.

La modulación del diagrama característico de cada amortiguador se realiza de forma rápida y precisa mediante válvulas separadas para cada sentido de actuación de los amortiguadores, a tracción y a compresión. En curvas, o al frenar, se ajusta un coeficiente elástico más rígido que reduce con eficacia los movimientos de balanceo de la carrocería. La adaptación permanente de la amortiguación a la velocidad efectiva garantiza en todo momento el mejor contacto viable con la calzada, incluso a altas velocidades, y contribuye por tanto a aumentar la seguridad.

Además, el conductor puede adaptar la característica de la amortiguación adaptativa regulable pulsando un botón en la AMG DRIVE UNIT, o bien a través de los programas de conducción de AMG DYNAMIC SELECT. Se dispone de tres niveles: «Confort», «Sport» y «Sport plus». El campo de aplicación de cada uno de los niveles de la amortiguación se deriva de su nombre. «Confort» es la opción adecuada para circular por vías públicas. «Sport» se adapta de forma ideal a recorridos del tipo del circuito histórico del Nürburgring; es decir, a una conducción con alto dinamismo en recorridos en parte ondulados, en los que asegura el mejor contacto viable con la calzada. «Sport Plus» es ideal para circuitos modernos de Gran Premio, generalmente de firme liso, como por ejemplo Hockenheim. Este ajuste transmite una gran sensación de rigidez de la carrocería.

Entre las medidas convencionales introducidas en el tren de rodaje se cuentan la vía más ancha delante y detrás y el uso de serie de neumáticos deportivos de tipo Michelin Pilot Sport Cup 2. Delante se montan en formato 275/35 ZR 19, detrás en formato 325/30 ZR 20. Estos neumáticos de competición, homologados también para la conducción en carretera, permiten alcanzar mejores tiempos por vuelta y un kilometraje hasta 50% mayor en circuitos de competición.

La dirección activa del eje trasero aumenta la maniobrabilidad

Gracias a la dirección activa del eje trasero incorporada de serie, el nuevo AMG GT R Roadster reacciona con mayor sensibilidad. El sistema ofrece una combinación ideal de agilidad y estabilidad, dos propiedades que normalmente se excluyen en un mismo vehículo. Dos actuadores de la dirección sustituyen a los brazos de convergencia convencionales del eje trasero. El elemento central del sistema son dos actuadores electromecánicos —combinación de motor eléctrico con un engranaje de husillo— sin unión mecánica con el volante. Este sistema electrónico o «by-wire» (mediante cables) utiliza un diagrama característico definido para regular el ángulo de orientación de las ruedas traseras. La variación del ángulo de convergencia es de 1,5 grados como máximo en la rueda trasera.

Hasta una velocidad de 100 km/h, las ruedas traseras giran en sentido contrario al sentido de giro de las ruedas delanteras. Esto equivale a una reducción virtual de la batalla del vehículo. Las ventajas son evidentes. El roadster toma las curvas con mucha mayor agilidad, lo que aumenta el placer de la conducción y facilita el manejo del volante, especialmente en carreteras sinuosas, en circuitos de competición estrechos con muchos cambios de dirección o al practicar eslalon. Otras ventajas son la mejor maniobrabilidad y la disminución del diámetro de giro en situaciones cotidianas de conducción, como por ejemplo al cambiar de sentido, o al aparcar.

Si el vehículo circula a más de 100 km/h, el sistema hace girar las ruedas traseras en paralelo a las ruedas delanteras. Esto equivale a un alargamiento virtual de la batalla, que mejora sensiblemente la estabilidad de marcha. Al mismo tiempo, al cambiar de dirección aumenta más rápidamente la fuerza de guiado lateral en las ruedas traseras, lo que acelera la reacción al accionamiento del volante. La dirección activa del eje trasero no sólo mejora la maniobrabilidad en curvas, sino que asiste al conductor también en maniobras bruscas de esquiva y aumenta por tanto la seguridad activa.

Agarre a la novena potencia: AMG TRACTION CONTROL

Si elige el modo ESP OFF, el conductor puede influir de forma aún más individual en el comportamiento dinámico del vehículo haciendo uso de otra innovación. El AMG TRACTION CONTROL procede también directamente del mundo del automovilismo. Este equipo permite al conductor preseleccionar el resbalamiento en el eje trasero, eligiendo uno de los nueve niveles definidos. Este ajuste afecta exclusivamente al resbalamiento de tracción sin la intervención estabilizante del ESP®. Para ello se han programado diagramas característicos en los sistemas electrónicos del vehículo.

El AMG TRACTION CONTROL se acciona mediante la tecla derecha AMG en el volante AMG, el regulador redondo con visualizador integrado. En función del ajuste se tolera más o menos resbalamiento en las ruedas traseras, una opción especialmente práctica si varían las condiciones de la calzada. El nivel uno está programado para conducir sobre calzadas húmedas con altas reservas de seguridad. El nivel nueve permite el máximo resbalamiento en el eje trasero. El ajuste seleccionado se muestra en el visualizador de la tecla derecha del volante y en el visualizador central del cuadro de instrumentos.

El equipo desarrollado por AMG presenta ventajas esenciales frente a los sistemas convencionales. Por un lado, opera de modo anticipativo con ayuda de un simulador virtual de µ (coeficiente de fricción) y otros datos, procesados en fracciones de segundo por una unidad de control. En función del nivel seleccionado en el AMG TRACTION CONTROL se calcula el resbalamiento de tracción máximo admisible en las ruedas traseras. Si las ruedas alcanzan este resbalamiento al acelerar, el equipo de control de tracción modula la potencia del motor para evitar que se supere la cota máxima, y se sigue acelerando el vehículo con el resbalamiento prescrito. En el ajuste se incluye la acción del bloqueo del diferencial con regulación electrónica. De ese modo, la modulación tiene lugar sin retardo, y aumentan tanto el placer de conducción como las prestaciones.

El diferencial autoblocante del eje trasero desplaza el margen crítico de la conducción

El AMG GT R Roadster está equipado de serie con un diferencial autoblocante de regulación electrónica en el eje trasero, integrado en la compacta carcasa del cambio. Su regulación rápida y precisa desplaza el margen límite de conducción hacia cotas mayores de aceleración. De ese modo, no sólo mejora una vez más la tracción en las ruedas motrices, sino que también aumenta la velocidad en curvas en el margen crítico de conducción. El sistema trabaja con una acción variable de bloqueo en régimen de tracción y de retención y se adapta de forma ideal a diferentes condiciones de marcha y a distintos coeficientes de fricción en la calzada.

Dirección paramétrica deportiva con una confirmación directa

La dirección paramétrica deportiva trabaja con desmultiplicación variable del engranaje. Esto mejora la agilidad y la maniobrabilidad del vehículo a baja velocidad, sin detrimento de la seguridad de conducción en el margen de alta velocidad. Una particularidad es la servoasistencia variable de la dirección. Este parámetro no depende solamente de la velocidad del vehículo, sino también de la aceleración transversal actual y del programa de conducción seleccionado para el AMG DYNAMIC SELECT. Como resultado, la confirmación directa del agarre de las ruedas a la calzada transmite una sensación exacta de dominio del vehículo.

El sistema de frenos de alto rendimiento con discos compuestos retiene el vehículo sin vacilar

El equipo de frenos de alto rendimiento con discos compuestos se distingue por cotas excelentes de deceleración y por una gran resistencia. Incorpora discos autoventilados y perforados de 390 milímetros de diámetro en el eje delantero y de 360 milímetros en el eje trasero. Las pinzas de freno vienen de serie pintadas en color amarillo.

Como opción se ofrece un equipo de frenos cerámicos de alto rendimiento con discos compuestos. Las ventajas de este equipo son la reducción del peso en unos 15 kilos, una mayor durabilidad y más resistencia gracias a los discos de freno cerámicos de 402 milímetros de diámetro delante y de 360 milímetros detrás.

Resumen de datos técnicos

 

 

Mercedes-AMG GT R Roadster

Motor

V8 de 4,0 litros con inyección directa y sobrealimentación biturbo

Cilindrada

3.982 cm3

Potencia

430 kW (585 CV) a 6.250 rpm

Par motor máximo

700 Nm a 2.100-5.500 rpm

Consumo de combustible en el ciclo mixto

12,4 l/100 km*

Emisiones de CO2 en el ciclo mixto

284 g/km*

Masa (DIN/CE)

1.635 kg**/1.710 kg***

Aceleración 0-100 km/h

3,6 s

Velocidad máxima

317 km/h

Diferencial autoblocante del eje trasero

con regulación electrónica

Tren de rodaje

tren de rodaje deportivo AMG RIDE CONTROL con amortiguación adaptativa regulable y resortes ajustables

Llantas delante/detrás

10,0J x 19/12,0J x 20

Neumáticos delante/detrás

275/35 R 19/ 
325/30 R 20

 

Discos de freno delante/detrás

390 mm/360 mm

Programas de conducción

seis: «Calzada resbaladiza», «Comfort», «Sport», «Sport+», «Individual» y «RACE»


Los datos sobre el consumo de combustible y las emisiones de CO2 son provisionales. Han sido determinados por el Servicio Técnico para el procedimiento de certificación de conformidad con el método de medición WLTP y calculados en relación con el NEDC. Todavía no se dispone de una homologación de tipo CE ni de un certificado de conformidad con los valores oficiales. Es posible que haya diferencias entre los datos indicados y los valores oficiales.
**Masa en vacío en orden de marcha según DIN, sin conductor; ***Masa en vacío en orden de marcha según CE con conductor incluido (75 kg)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *